Imagen: 20minutos.es

Desde tiempo remotos la cultura ha ido de la mano con la política, ahora,  incluso  en estos tiempos creo que ha sido al revés. Como la cultura es muy amplia en cuanto a géneros que la pudieran cumplimentar, creo que es una simbiosis de almas distintas pero que aglutinadas—a mí al menos me lo parece—lo considero que difieren mucho una de la otra.

En el cultural de ABC del día 23 de Septiembre el periodista y director de este semanario, Luis Ventoso, le hace al exministro de Cultura y escritor César Antonio Molina  una sabrosa conversación  en  una pequeña semblanza  de un periodo de nuestra vida  España. A una de las preguntas de su interlocutor dice:”…la bandera y el himno merecen un respeto impresionante…” Lo que hizo Alemania durante la guerra fue terrible… Han tenido que explicarlo a varias generaciones de ciudadanos y lo han sabido hacer” ¿Y no  se tradujo en un odio al propio país?—le dijo el periodista—La contestación fue esta: “No, claro. Porque lo han explicado bien” “Han  asumido una culpa y han explicado la historia”

La sensatez de este personaje de nuestra cultura, no me cabe duda de su buen talante y diálogo, digno de releer y analizar toda la entrevista.  Aquí, en nuestra España no les hemos dado importancia a una buena cultura, la cultura ha sido siempre la del pelotazo, la del engorde, en donde también hubo la cultura del saqueo y la del hoy por ti y mañana por mí. Cultura limpia  nunca la hubo. Si la tuvimos  fueron  sensiblerías, emociones de todo tipo y contradictorias  a razones obligadas por ideales que no tienen sentido en lo que es, en este caso, España en estos momentos y como dice el refrán, entre unos y otros la casa sin barrer: aunque en decir la verdad cada uno la hemos barrido y limpiado a nuestra manera.

La tele ha tenido parte  de mucha culpa, me explico: La cultura del cine, tanto en películas como en series siempre se ha reflejado en casi todos los guiones, semblanzas  de odios, y desprecios a lo políticamente correcto, se ha minimizado en demasía conceptos, a veces inequívocos y en otros casos se han engordado  mucho, basta ver algunas series. Estoy seguro que la verdad de unos es la mentira de otros. Ejemplo lo tenemos en las películas alemanas y americanas contando la verdad. Aquí hemos perdido tres  generaciones donde se ha obviado muchas cosas pasadas.



Como he dicho antes, la verdad de unos, es la mentira de otros, e incluso los “arlequines descamisados” en los centros de estudios explicando y dejando caer falsedades, dejando tendencias a oscuros y confusos estudiantes. La cultura  de la verdad la hemos dejado para los que vengan después. Pero la siembra se ha hecho  y no en campo baldío. Lo estamos conociendo a lo largo de estos años en España donde las matrículas de honor se las dieron a catalanes.

El odio a todo lo español lo estamos viendo en el ir y venir de los días. Y como colofón a este escrito, me adoso y lo considero como mío al último párrafo de este caballero cuando dice” Estamos ya en el yihadismo nacionalista, es vaporoso ver como en la manifestación de Barcelona no hubo una palabra contra los terroristas ni para los muertos”

 

- Publicidad -

1 Comentario

  1. cuando hablas de los españoles y el saqueo me imagino que se refiere a granados, gonzales, camps, espe, Rajoy y cia. no ¿
    porque los españoles de apie no robamos como estos depredadores del gobierno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here