Nos preguntamos ¿Por qué Junqueras, Forn y los “Jordis” se quedan en la cárcel? y ¿Por qué los demás exconsejeros no?

El Supremo centra su decisión en el peligro de que puedan incitar a reproducirse actos violentos de los separatistas.
  • Oriol Junqueras y Joaquim Forn seguirán en prisión, lo mismo que los líderes de Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart. En cambio los otros seis exconsejeros encarcelados recuperan la libertad tras depositar una asequible fianza de 100.000 euros impuesta por el juez del Supremo Pablo Llarena. Estando todos ellos investigados por el mismo delito de rebelión.
¿Por qué la distinción entre los que seguirán privados de libertad y los que han abandonado la cárcel?

El magistrado Llarena considera que en todos ellos existe un “juicio razonable de reiteración delictiva” “todos comparten -y reconocen que todavía mantienen-, la misma aspiración que impulsó el comportamiento que se investiga, esto es, la voluntad de que el territorio de la comunidad autónoma en la que residen constituya la base territorial de una nueva República”

  • De otro lado, tal como se desprende del documento EnfoCATs -en el que se trazaba la estrategia independentista y que fue intervenido por la Guardia Civil en el domicilio de Josep Maria Jovè, exnúmero dos de Junqueras- la posibilidad de que se produjera una intervención del Estado en Cataluña era “una eventualidad que ya habían contemplado los investigados, habiendo concluido que en tal coyuntura habían de perseverar en su determinación”. El juez viene a relativizar, así, el valor del acatamiento al artículo 155 de la Constituciónrealizado por todos los investigados.



Vinculación a actos violentos

  • La diferencia que el instructor del Supremo aprecia entre unos y otros la extrae de ese mismo documento, que aludía a la movilización ciudadana como una base esencial del proceso independentista, diseñaba una “estrategia de manipulación social” y preveía “incrementar el nivel de conflictividad según sea la respuesta del Estado”.
  • Para Llarena, el peligro de reiteración delictiva, existiendo en los 10 investigados, exige “cautelas” diferentes para unos y otros porque en el caso de Junqueras, Forn, Sánchez y Cuixart “son diversos los datos de la investigación que vinculan una aportación de estos encausados directamente vinculada con el ejercicio de la violencia“.

Respecto de Junqueras, Sánchez y Cuixart, el instructor destaca que pertenecían al comité estratégico del proceso independentista, comité que, según EnfoCATs,

“desempeñaba una función definitoria de cómo y cuándo llevar a término cada una de las actuaciones del proceso y, consecuentemente, de la violencia y los tumultos”

“sabiendo que se iban a infiltrar necesariamente numerosos comportamientos agresivos”.

Forn fué el responsable de la actitud pasiva de los Mossos

http://www.eltitular.es