A muchos empresarios separatistas catalanes se les encendió la bombilla empresarial en su cerebro el día que montaron su negocio, de la misma forma que se fundió, el día que se creyeron tan omnipotentes que pensaron que si ofendían a más de la mitad de su clientela sus negocios seguirían adelante, como si no hubiera sucedido nada. Les ha pasado a muchos, pero quizás el caso de la marca de joyería “TOUS”, sea especialmente curioso.

Después de  muchos años de devaneos con el separatismo, haciéndose fotos con quien no debían, por el bien de su negocio, o haciendo apología de la independencia, olvidándose de las cuentas de resultados, se dieron cuanta que su negocio se resentía. fue entonces cuando llego ese comunicado tan buenista de “Tous es español y catalán”, con el que quisieron acallar las voces de protestas e intentar parar un boicot a nivel nacional, que ya les empezaba a hacer bastante daño.



Ahora llega la Navidad, la mejor época para su negocio y la preocupación de hace unos meses en la empresa, se está convirtiendo en un fundamentado temor, las ventas caen. Y aunque desde la empresa se niegue la mayor, las dudas fundadas siguen estando ahí. Lo peor para ellos es que las dudas las siguen generando ellos mismos con los miembros del Patronato de su Fundación, en el que nos encontramos separatistas tan reconocidos como la mujer de Artur Mas, Elena Rakosnik. La periodista, política y diva, Pilar Rahola o la ¿monja? Sor Lucía Caram. Estos son tres ejemplos de, no solo reconocidos separatistas, también de separatistas de los de “armas tomar”.

¿Tous, empresa catalana y española? Permítanme que lo dude. Y ya saben, ante la duda…

TOUS se pone español por Navidad

Tous, a sus empleados: ‘No dejéis que nadie os diga que no somos una marca española’

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL