Videoteca evidencia Pedro Sánchez
Pedro Sánchez

El socialismo válido en España, al menos para mí, es que se reinstala con Felipe González después de la Transición. Concretamente a partir del XXVIII congreso en el que dijo, alto y claro, que había que ser socialistas antes que marxistas. Y, con la misma contundencia y seriedad, señaló: “a mi juicio, la Constitución es la que nos permite vivir en paz y en libertad”.

Dicho esto, me apena que Pedro Sánchez, ignore totalmente estos principios tan razonables y haya tomado la deriva de Zapatero que, como contrapunto a González, ha dejado perlas tan “clarividentes” como la que señalaba que “España es un concepto discutido y discutible” o aquella otra (para no cansar) en la que dijo “la tierra no pertenece a nadie, salvo al viento”. Eso sin analizar la Ley de Memoria Histórica o su “sentada” ante la bandera de los Estados Unidos. Sánchez, para su desgracia, y emulando a Zapatero, quiso hacerse famoso con una estúpida frase, de solo tres palabras (no es no) con menos mensaje político que el que haría un bebé de dos años.

Ahora, cuando parecía que entraba en la senda de la racionalidad, saca a pasear su ambigüedad y dice que no apoyará a la Sra. Arrimadas en el supuesto de una mayoría de votos de los partidos constitucionalistas en las elecciones catalanas del 21 de diciembre. Entonces, Sr. Sánchez, ¿qué hará usted? ¿se abstendrá para que gobiernen los secesionistas? ¿se alineará con ellos para sacar una supuesta “tajada” que al final hundirá de nuevo a su partido? ¿O desea que el PSOE le tenga que desautorizar por segunda vez? A mí me parece, que la mejor opción para usted y para España sería, en cualquiera de las situaciones, no separarse ni un ápice de los partidos constitucionalistas.