La Policía Nacional impidió que los Mossos d’Esquadra destruyeran pruebas del 1-O que los incriminaban cuando interceptados vehículos de la policía catalana que los estaba trasladando a una planta de Sant Adrià del Besós (Barcelona) para ser incinerados.

Entre la documentación interceptada, según informa El Mundo, los agentes de Información se han encontrado “abundantes” documentos, en diferentes soportes, que relacionan a mandos y agentes de la policía autonómica catalana con el referéndum.

Entre el material figuran escritos firmados por mandos intermedios de los Mossos dando instrucciones a sus agentes sobre actuaciones previas y posteriores al 1 de octubre cuya finalidad era proteger aquella consulta ilegal.

También hay documentos que corroboran que se produjeron “seguimientos sin autorización judicial”, coberturas de vigilancias y hasta datos sobre intervenciones telefónicas que estarían bajo sospecha.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL