Rodolfo Rodríguez “El Pana” ha sido uno de los toreros más peculiares de la historia de la tauromaquia, un torero único, tanto por su presencia y comportamiento en la Plaza como fuera de ella. Y hoy queremos hablar de el brindis más original de ‘El Pana’.

Así, el día que se despedia de La Monumental de México, un 7 de enero de 2007, dedicó este brindis tan especial:

“Quiero brindar ese toro, mi último toro de mi vida de torero en esta plaza, a todas las daifas, meselinas, meretrices, prostitutas, suripantas, buñis, putas, a todas aquellas que sacieron mi hambre y mitigaron mi sed cuando “El Pana” no era nadie, que me dieron protección y abrigo en sus pechos y en sus muslos base de mis soledades. Que Dios las bendiga por haber amado tanto. Va por ustedes”.

Os dejamos con el vídeo del brindis: