El general Julio Rodríguez fue una de las apuestas más fuertes que hizo Podemos en su momento para las dos últimas elecciones generales celebradas en España. Como no consiguió escaño en ninguna de las dos ocasiones, Podemos se ha empeñado en buscarle puesto para tenerle contento. La solución ha sido consensuar entre “pablistas” y “errejonistas” una lista encabezada por él, para optar en las elecciones municipales al Ayuntamiento de Madrid. Para lograrlo, liderará esa lista con la que se enfrentará a la de los “anticapitalistas”, encabezada por Isabel Serra.

Julio Rodríguez es para Podemos como cualquier hijo tonto treintañero que no puede emanciparse, no por falta de oportunidades laborales, sino porque no le quiere nadie trabajando en su empresa. Causó tal sorpresa a todo el mundo y sentó tan mal su incorporación a Podemos, tras haber sido Jefe del Estado Mayor con el gobierno socialista de Zapatero, que se le ha acabado considerando como un oportunista por parte de todos.



El pasado día 18, en agradecimiento a papá Iglesias y a mamá Errejón por intentar colocarle en algún sitio, publicaba el siguiente tweet.

Desconozco si el corrector del móvil le ha jugado una mala pasada a don Julio, pero de no ser así demuestra que es un ridículo sin límites. Agradece el esfuerzo de “todas” y especialmente el de Iñigo, Ramón y Jesús, que creo que de momento y si alguien no dice lo contrario serían “todos”.

Ese lenguaje llamado “no sexista”, que en realidad debería llamarse “ridículo”, está haciendo mella en muchos ciudadanos que ven demasiada televisión y ninguna norma de la R.A.E., que ha sido muy explícita hace muy poco tiempo en lo que a esta absurda moda ser refiere, que es de todo, menos de hablar y escribir un correcto español.

Julio, sabemos que está usted como loco por volver a pisar moqueta. Es normal, estando acostumbrado a que los enchufes le aúpen a los altares, pero hágase un favor a usted mismo, tenga un poquito más de dignidad, que ya tiene una edad.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL