El gobierno municipal ya ha instalado el tradicional pesebre de la plaza de Sant Jaume y lo ha hecho entre las críticas de los primeros visitantes, algunos de los cuales lo han calificado de ser una “caca”. “Este pesebre es una caca, parece que no pertenece a Catalunya, aquí tenemos una tradición” ha declarado a e-notícies una de las primeras personas que se han acercado para verlo. “El año pasado ya lo hizo mal, pero este año peor, si lo ha hecho la Colau, tiene tela”.

Joaquim cree que “el pesebre cada año es peor, no lo entiendo, yo soy más tradicionalista, me gusta el clásico, esto no lo entiendo”. “Desde que está Ada Colau son muy extraños, como el del año pasado, es lo que se lleva ahora, la transversalidad” ha asegurado el ciudadano.

Otra de las personas sorprendidas ha sido en Pedro, que considera que “con tanta modernidad cada vez se está perdiendo más la tradición de la Navidad, no entiendo este pesebre”. A Carlos tampoco le gusta y prefiere el “tradicional”.

Este año, como novedad, se expondrá en el patio del Museo Frederic Marés un segundo pesebre, que ha hecho la Asociación de Belenistas de Barcelona y que tendrá una estética más tradicional.

El pesebre que hay en Plaza de Sant Jaume está diseñado por el ganador del concurso de pesebres convocado por el ICUB, Jordi Darder y su equipo, con un conjunto de 25 figuras tradicional en planchas de metacrilato esmerilado.

http://sociedad.e-noticies.es