Captura de pantalla del perfil de Twitter de Jordi Galves

Hoy me he topado en Twitter con un artículo de un tal Jordi Galves, que en el diario digital “Elnacional.cat” habla de Cornellá y ataca a la mayoría de sus habitantes, y los ataca por el simple hecho de ser castellano hablantes, de utilizar el castellano en su día a día. Un claro ejemplo de racismo.

Un artículo de tintes racistas, en el que insulta a las personas que utilizan la lengua española para expresarse en su día a día, en el que critica a las personas que, según él, no se han integrado en la Cataluña que a él le gusta, la Cataluña en la que solo se utiliza el catalán y en la que se esconde y uno se tiene que avergonzar de todo lo español.

El artículo entre otras cosas dice lo siguiente: “El col·lectiu castellanoparlant és l’únic col·lectiu immigrant que té l’arrogància de viure a Cornellà com vivia Chiquito de la Calzada a Tòquio”, es decir, “el colectivo castellano parlante es el único colectivo inmigrante que tiene la arrogancia de vivir en Cornellá como vivía Chuiquito de la Calzada en Tokyo”.

Sí, este personaje se permite el lujo de llamar inmigrantes a todos los que utilizan el español como idioma de uso diario en una parte de España. Este personaje es un racista, como tantos otros separatistas radicales. Y es que el racismo impera en esta gente.