El cierre de embajadas catalanas nos ahorra 35 millones de euros

El departamento capitaneado por Raül Romeva, autoproclamado ministro en Bruselas, dedicaba más de 35 millones anualesa estas delegaciones, que daban trabajo a casi 80 personas enchufadas, 54 de alto rango. Su labor era defender el separatismo. Además de las “embajadas”, Puigdemont destina 2,3 millones cada año a Diplocat, entidad confeccionada para promover contactos de alto nivel en el exterior. … Sigue leyendo El cierre de embajadas catalanas nos ahorra 35 millones de euros