El Govern de Carles Puigdemont regó de subvenciones a la prensa independentista de cualquier soporte escritos en catalán con 7,32 millones de euros en 2016.

La intervención de las cuentas de la Generalitat y la aplicación del 155 ha cortado dos fuentes financieras esenciales (las subvenciones y la publicidad institucional) y los medios comienzan a resentirse.

Los primeros despidos están al caer




El Punt Avui, cuarto periódico de Cataluña, ha anunciado un ERE que puede afectar a 91 trabajadores, el 40 por ciento de la plantilla.

El 155 deja sin subvenciones a la prensa independentista

La Generalitat concedió a El Punt Avui en 2016 cerca de 645.000 euros.

En publicidad institucional, el gobierno de Carles Puigdemont fue aún más generoso:

El Punt Avui 2,53 millones de euros, con muchos menos lectores que:

La Vanguardia, 2,23 millones.

Diari Ara, 1,27 millones.

El de Vilaweb.cat, por ejemplo. Periódico digital de acérrimo independentismo (su director, Vicent Partal, acusó de “banda de mafiosos” a las empresas que decidieron sacar su sede social de Cataluña)

Vilaweb recibe de la Generalitat más dinero que lectores tiene.

La fidelidad de Vilaweb.cat con la causa de Puigdemont fue premiada el año pasado 278.705 euros de todos los catalanes en un medio digital con una audiencia media de 250.000 lectores el año pasado.

Otro dato que ilustra cómo ayuda la Generalitat a los medios fieles: la publicación dirigida por Portal recibió más inversión publicitaria de la administración catalana en 2016 que Facebook (132.241 euros) o Google (106.890 euros).