@jsobrevive.- Cuando me pregunto qué se le debió pasar por la cabeza a Zapatero para nombrar a un tipo como Julio Rodríguez JEMAD, rápidamente me respondo: “¿A Zapatero por la cabeza? Nada”. Y es que es obvio que teniendo a este tipo como JEMAD y  a Zapatero como Presidente del Gobierno, las cosas solo podían ir como fueron: fatal.

Ahora se nos despacha este “eterno aspirante a diputado” en Twitter con una frasecita célebre, aplicar el artículo 155 implica un estado de excepción. Y debe ser que no se cuenta el general podemita que los golpes de estado son excepcionales y para medidas excepcionales decisiones excepcionales.

Demuestra también, el podemita, que su deseo de ser diputado no es ya deseo, es desesperación porque anda loco porque se convoquen otras elecciones generales a ver si por fin pilla cacho y se convierte en diputado. Pero Julio, tú diputado, ni aunque fueras el único en España que se presentara, “salao”.