Resultado de imagen de basta jose de espronceda

Alevosos,
traicioneros,
bellacos y desleales,
la convivencia entre
iguales
rompen con su
felonía,
y han de acabar la
porfía,
en inmundos
cenagales.
Buscando solo
engañar,
distorsionaron la
historia
para turbar la
memoria
de las gentes del
lugar.
Anhelantes por
medrar,
con su estúpida
insolencia,
rompieron la
convivencia
entre familias y
amigos;
requiere firme
castigo
su ruin malevolencia.

Un tipo poco honorable

quiso imponer sus
ideas
con maneras
maniqueas,
fraudulentas,
miserables,
arteras y despreciables.
Medio milenio
hermanados
no lo separa un
tarado
dirigente
provinciano,
por mucho discurso
vano
que largue desde su
estrado.
¡Basta! Gritó el
pueblo fiel
por toda la piel de
toro.
¡Basta! Clamaron a
coro
los españoles de
bien.
¡Basta! Poned pie en
pared
a tanta provocación
y cortad la
humillación
de estos cuatro hijos
de perra,
¡No se trocea esta
tierra,
somos una gran
nación!
Este fragmento corresponde a una poesía de José de
Espronceda
(Almendralejo 1808-Madrid 1842) retrata la situación de España en
estos momentos. Pues bien, los españoles de bien han clamado a coro ¡Basta!

Desde Alicante hasta Zaragoza, pasando por Madrid, Oviedo, Palma, Valencia,…
en toda España el pueblo ha gritado ¡Basta!. Y hoy, como colofón a ese grito,
la manifestación del millón en Barcelona.
                       

¡Basta! Clamaron a
coro
los españoles de
bien.

¡Basta ya!  Puigdemont
España es una gran
nación

José Simón Gracia

Fotografía: La Vanguardia