@Catalega.- Ayer el pleno del Ayuntamiento de Córdoba
dejaba en evidencia a Isabel Ambrosio y Pedro García, unos políticos que cada
día hacen gala su incapacidad para gestionar un Ayuntamiento como el de
Córdoba. Y es que este es un CogobierNO a la deriva, una deriva que todavía va
a durar dos años, hasta mayo del 2019.

    

Ayer el pleno del Ayuntamiento de Córdoba, en
un ambiente muy cargado en el que colectivos sociales y sindicatos se
manifestaron contra el equipo de gobierno, decía NO a las ordenanzas fiscales
que presentaba PSOE e IU. Toda la oposición (PP, Ciudadanos y UCOR) junto a
Ganemos, socio de este CogobierNO, dejaba en minoría al equipo de gobierno, un
equipo de gobierno, liderado por Isabel Ambrosio, que ha demostrado su
incapacidad para negociar, para cerrar acuerdos y lograr que algo tan
importante y fundamental para las cuentas de un Ayuntamiento como son las
ordenanzas fiscales sean aprobadas.
Y ahora, con las ordenanzas fiscales del
pasado año, tienen que presentar los presupuestos municipales. Es decir, han de
diseñar unos presupuestos basados en unas ordenanzas fiscales que ya están
obsoletas, pues no son las que Córdoba necesita para el año 2018.
Algunos pensarán que esto no tiene
importancia, pero se equivocan, pues posiblemente esta situación que ayer vivía
nuestro Ayuntamiento sea la antesala de unos presupuestos también rechazados.
Algo que debería ser razón, por sí mismo, para que la Sra. Ambrosio y el Sr.
García presentaran su dimisión, por ser personas incapaces para estar al frente
de Córdoba.

    

El desgobierno se ha apoderado de Capitulares
y todavía nos quedan dos años hasta que los cordobeses podamos intervenir y
cambiar los gestores de nuestra Córdoba. Mientras tanto habrá que esperar y
rezar para que hagan el menor daño posible.