@Catalega.- Ayer vivíamos en Barcelona otra representación
de los que son las dos Españas, un país roto gracias a la inestimable ayuda de
José Luís Rodríguez Zapatero que, en sus ocho años de gobierno no hizo sino
acabar de romper la concordia que hasta el momento existía en nuestro País.
Ayer ante el cuartel de la Guardia Civil en el barrio de Gracia se manifestaron
unos, los de la CUP, contra el Benemérito Cuerpo y otros, los españolistas,
defendiendo la presencia de la Guardia Civil en Cataluña, convocados por
ciudadanos desde redes sociales.

    

Y hablo de las dos Españas porque ayer
quedaron perfectamente definidas, una vez más. Pero, ¿qué habrían hecho los
diferentes partidos políticos si les hubiéramos dado a escoger el lugar en esas
manifestaciones? En general la izquierda se habría situado del lado de la CUP, contra
la Guardia Civil, eso lo tengo claro; los partidos nacionalistas también y la
extrema izquierda por supuesto, de eso no hay duda.
Pablo Iglesias no habría dudado escoger su
sitio y se habría colocado con los que están contra lo que representa España,
junto a sus amigos los lanza sandalias… De Mariano Rajoy y Albert Rivera no
tengo duda, se habrían colocado junto a las banderas de España, defendiendo a
las fuerzas de seguridad del Estado. ¿Y Pedro Sánchez y el PSOE? Con este
tendría muchas dudas… Si de él dependiera se colocaría contra la Guardia Civil,
eso lo tengo claro, porque para él seguro que el Instituto Armado debería
abandonar Cataluña. Sin embargo, otros dirigentes del PSOE se pondrían al lado
de la Benemérita, defendiendo su presencia en toda España.
Ese es el gran problema de este PSOE, que no
sabe donde colocarse, que no sabe si defender a unos o a otros. Algo muy triste
que, sin lugar a dudas, perjudica a España.