Catalega.- Y seguimos esta semana hablando del separatismo catalán y los
nazionalistas. Espero que esto no dure mucho, pues esta gente es bastante
cansina… Pero bueno, vistos los acontecimientos y la presentación ante el
Registro del Parlamento autonómico de la llamada “Ley de Transitoriedad” no me
queda otra que comentar la situación y lo que puede ocurrir de aquí al próximo
1 de octubre, fecha en la que han anunciado la celebración de un referéndum en
el que, supuestamente, se va a consultar a los catalanes si quieren
constituirse en una república independiente…

    

Y es que esta gente está construyendo la casa por la ventana
y haciendo las cosas al revés. Para empezar porque todo el llamado ‘procés’, en
sí mismo, es una locura que no tiene ni pies ni cabeza; y para seguir porque
las “normas jurídicas” que están presentando son un dislate, parecen una broma.
Además, sin que exista una norma que regule la celebración y convocatoria del
referéndum se han lanzado a la presentación de la Ley que regulará el proceso
de desconexión con España, como si ya supieran cual va a ser el resultado de
ese mal llamado referéndum que, en todo caso, no será más que un juego de
niños.

Porque como he comentado, a estas alturas, en lo que se supone
(para ellos) es un proceso serio, legal y con todas las garantías, todavía no
hay una norma que convoque y, menos aún, que regule la celebración y desarrollo
del referéndum. Entonces, ¿qué pasará el próximo domingo 1 de octubre? Ayer un
amigo me hacía esta pregunta, a lo que yo le contesté, ¡pues que será domingo!

    

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL