Redacción.- San Pedro
del Pinatar (Murcia) ha prohibido recientemente jugar a las palas u orinar en
su playa. Pero esta prohibición no es la única. 

En la mayoría de costas
españolas no se permite usar jabón para lavarse en las duchas, en los lavapies
o en el mar. Tampoco cocinar con fuego o hacer barbacoas, excepto en la noche
de San Juan, cuando sí que se permiten; ni la venta ambulante de refrescos o
alimentos. 

Las sanciones pueden ir desde los 300 euros hasta los 3.000,
dependiendo de la gravedad de la infracción cometida Pero, ¿qué otras
prohibiciones hay? 

data-ad-slot=”9721876396″ style=”display: inline-block; height: 250px; width: 300px;”>

 
Bañarse con bandera roja. La mayoría de las personas respetan
las indicaciones de los socorristas, pero Estepona, Lloret de Mar,
Castelldefels o València consideran esta temeridad como una infracción grave y
la multa es de hasta 3.000 euros. En otras playas de la Comunidad Valenciana
las sanciones alcanzan los 1.500 euros. 

Reservar sitio. Gandia, Benidorm, San
Pedro del Pinatar… Cada vez son más las playas donde se prohíbe a los
usuarios dejar la sombrilla a primera hora de la mañana para reservar su hueco.
En Torrox (Málaga) los operarios municipales quitan las sombrillas y para
recuperarlas hay que pagar una sanción de 300 euros. 

Sombrillas oxidadas. En
València pueden pedir a los usuarios que se retiren sombrillas o cualquier
objeto oxidado para evitar posibles daños físicos o contaminación. Y en caso de
viento, pueden obligar a los bañistas a retirar los objeto que consideren
peligroso. 

A seis metros de la orilla. En las playas de la Comunidad Valenciana
los bañistas tienen que extender su toalla a, al menos, seis metros de
distancia del agua. 

Fumar. En L’Escala (Gerona) y Mogán (Gran Canaria), la prohibición
de fumar se ha extendido hasta llegar a la playa, que ahora son espacion libres
de humo. 

Fiestas y música. Solo se respetan fiestas tradicionales, el resto
están prohibidas sin requisitos para colocar instalaciones o si no se respetan
los niveles acústicos de la música. Sin embargo, en algunas localidades
directamente está prohibido, como es el caso de las playas de Gozón y Almuñecar
(Granada), donde no se permiten ni altavoces ni música en directo. En Motril no
se pueden usar aparatos o instrumentos musicales mientras que en Valencia (a
excepción de las playas que forman el Parque Natural de la Albufera) los
permiten siempre y cuando no se moleste a las personas que se encuentran cerca,
por lo que recomiendan usar auriculares. En Tossa de Mar está prohibido también
el alcohol e, incluso, la celebración de despedidas de soltero desde el año
2009. 

data-ad-slot=”9721876396″ style=”display: inline-block; height: 250px; width: 300px;”>

Castillos de arena, murallas y fosos. Disfrutar de un día de playa puede
estar difícil para los niños en Villa de Arisco o Arona, ambas playas en Santa
Cruz de Tenerife, dondeno se permiten castillos, murallas y fosos. Las multas
van desde los 600 hasta los 1.500 euros. Alegan que va en contra de la estética
de la playa. 

Juegos de pelota. En Cádiz los juegos de pelota solo se puede
practicar en las zonas habilitadas especialmente para ello. En Benidorm y
Chipiona están prohibidos en el agua y en la arena. En Málaga solo permiten
jugar en playas grandes y a más de seis metros del resto de bañistas. 

Sexo.En
Tossa del Mar (Gerona), al igual que en toda la ciudad, no se puede practicar
sexo en la playa. En caso de ser desubierto la multa podría ascender hasta los
1.500 euros. 

Nudismo. Cádiz, igual que San Pedro del Pinatar, prohibió el
nudismo. Este veto se da, incluso, en las playas alejadas de las zonas urbanas,
que son en las que se suele permitir esta práctica. 

Orinar. San Pedro del
Pinatar no es la única población que prohíbe a sus bañistas orinar tanto en el
agua como fuera de esta, también lo hacen las playas de Muro (Mallorca), Lepe
(Huelva) o Arteixo (A Coruña). Fuera del agua es fácil descubrir al bañista,
pero, ¿y dentro del mar? Nadie sabe cómo se pondrán las multas. 

Cualquier
vehículo
. Tenga dos, tres, cuatro o más ruedas, todos los vehículos están
prohibidos en varias costas españolas tanto si entran en la arena como si
estacionan, a excepción de los automóviles que realizan labores de vigilancia y
salvamento. En Gozón (Asturias) esto afecta, también, a los carritos para
bebés. Por otra parte, en la Malvarrosa (Valencia) está prohibido entrar con
bicicletas, patines o monopatines a la arena. Las personas que vayan con este
tipo de objetos deben dejarlos en el paseo o guardarlos en todo momento en
bolsas. 

Bañistas en el agua. En Estepona está prohibido que los bañistas entren
a más de 200 metros porque es la zona por donde pasan las embarcaciones. Y en
Sitges se multa con hasta 3.000 euros a quienes se bañan en zonas reservadas
para actividades náuticas. 

Mascotas. La prohibición puede ser durante todo el
año (Cádiz), en la temporada de baño (San Sebastián y Chipiona) o por horario
limitado (Santoña permite animales domésticos de 21 a 8 horas). Aunque cada vez
hay más playas que admiten mascotas en las costas Españolas: Cataluña y la
Comunidad Valenciana son las regiones que tienen más número de playas que
admiten perros. 

Deportes acuáticos. Las olas pueden ser un riesgo también para
las personas que practican determinados deportes, por eso en la playa de
Barcelona se prohibe practicar surf cuando hay más oleaje. La multa por
saltarse esta norma es de hasta 1.500 euros.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/3087020/0/prohibiciones-playas-espanolas/#xtor=AD-15&xts=467263

data-ad-slot=”9721876396″ style=”display: inline-block; height: 250px; width: 300px;”>