@Catalega.- El
19 de diciembre de 2016 la prensa de Córdoba se hacía eco de una iniciativa del
Ayuntamiento de Córdoba y del Córdoba Club de Fútbol para promocionar este
deporte y el turismo de nuestra Ciudad en la India. Y en la India se plantó
Pedro García para promocionar Córdoba y lograr que turistas de este país nos
visitaran. Y allí se fue, aun con el reparo técnico del Ayuntamiento que no
veía claro el destino del dinero a invertir en esta promoción de nuestra
Ciudad.

data-ad-slot=”9721876396″ style=”display: inline-block; height: 250px; width: 300px;”>

Y
ayer, tras numerosas peticiones por parte del PP y Ciudadanos, Pedro García
tuvo que presentarse ante el Pleno municipal, para dar explicaciones sobre el
viaje y su coste, de unos 20.000,00 euros, importe que el Ayuntamiento no ha
pagado todavía consecuencia de ese reparo de los técnicos del consistorio. (Algo
que ha pasado desapercibido por el revuelo que se ha formado en Córdoba con la
actitud de la alcaldesa, Isabel Ambrosio, que no ha querido someter al Pleno un
texto de homenaje a Miguel Ángel Blanco y demás víctimas del terrorismo).
Además
el portavoz de Izquierda Unida y Primer Teniente de Alcalde en su intervención ha
reconocido que “la acción promocional de la India ha salido mal” y ha añadido
que “la intención fue buena a un precio irrisorio”. Y está muy bien que el
señor García reconozca errores, pero lo que no me parece tan bien es que no
asuma responsabilidades y, sobre todo, que diga que 20.000,00 € es una cantidad
irrisoria. Sí, para este político comunista 20.000,00 € son irrisorios. Y digo
yo, ¿a cuántos cordobeses se podría ayudar con esta cantidad?, ¿cuántas cosas
se pueden hacer con esa cantidad? Para Pedro García parece que pocas…
Es
decir, el Ayuntamiento de Córdoba organiza una acción promocional de nuestra Ciudad
en la India de la mano del Córdoba Club de Fútbol, una promoción que ha salido
mal y por la que no ha abonado la cantidad de 20.000,00 € a la que se
comprometió su Equipo de Gobierno, con el reparo técnico, dejando “colgada” la factura a la agencia de
viajes contratada y encima dicen que esa cantidad es irrisoria. Irrisoria, por
ser de risa, es la actitud de Pedro García, un político que debería dimitir,
por irrisorio.

data-ad-slot=”9721876396″ style=”display: inline-block; height: 250px; width: 300px;”>