Redacción.- No estamos de broma, el titular es totalmente serio, la CUP va a solicitar en el pleno del distrito barcelonés de ‘Ciutat Vella’ que la Catedral de Barcelona sea expropiada y convertida en una escuela de artes escénicas y música, así como en un economato.

Así el representante de la CUP, un tal Joan Suqué basa su petición en que el templo en la actualidad es para uso comercial y vemos colas masificadas de turistas y touroperadores, y añade que “esta iglesia es de las clases populares de Barcelona”.

Y lo peor de todo, como hemos dicho es que no se trata de una broma. En manos de esta gente esta el Parlamento de Cataluña y el gobierno de la Generalidad…

data-ad-slot=”9721876396″ style=”display: inline-block; height: 250px; width: 300px;”>