Santiago Torres. – ESCUELA DE VERANO DE XALÓ (ALICANTE), UN MUNICIPIO PODEMITA, ENSEÑA A LAS NIÑAS ESPAÑOLAS A PONERSE EL HIYAB A ESPALDAS DE SUS PADRES.
En aras del conocimiento y la comprensión mutua entre Religiones, lo lógico es coger a los niños musulmanes de esa escuela y en la comida y la cena de un día, atiborrarles de carne de cerdo y otras delicatessen, que su mierda de Secta les impide disfrutar, para que tengan una “EXPERIENCIA MULTICULTURAL EN PRO DE UNA MAYOR TOLERANCIA RELIGIOSA Y GASTRONÓMICA”.  Podríamos llamarlo “Taller de Verano de DesinSECTAción”

data-ad-format=”auto” data-ad-slot=”7261816399″ style=”display: block;”>

También habría que considerar la conveniencia  (si son mayores de catorce años) de obligarlos a pillar su primera borrachera de calimotxo y justo cuando les vengan las primeras náuseas, mandarlos a sus casas a vomitar encima del Corán de sus supuestos padres, para que compartan con ellos la alegría y euforia que produce tan maravilloso elixir.
RECIPROCIDAD, HERMANOS, RE-CI-PRO-CI-DAD.