@Catalega.- Ya llegó el verano y con él las
operaciones salida y retorno de vacaciones, hasta ahí bien, es cierto que mucha
gente se va de vacaciones y es normal que los medios de comunicación se hagan
eco de esta situación. ¿Pero se va tanta gente fuera por vacaciones?

data-ad-slot=”9721876396″ style=”display: inline-block; height: 250px; width: 300px;”>

Si hacemos caso a lo que dicen los
telediarios sí, parece que todo el mundo va de vacaciones, y nada más lejos de
la realidad. Es cierto que en España el sector turístico es muy importante e
imagino que su lobby hará bastante presión para que los medios de comunicación
hablen mucho de las vacaciones, creando la necesidad de tener que viajar y
salir fuera del domicilio. Viendo estos días la televisión parece que todo el
mundo se va a la playa, que todo el mundo es feliz y lo pasa genial, pero me
temo que no es así.
Analizando los datos de las encuestas
del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), he localizado una encuesta de
2007 que analiza esta cuestión, no he encontrado más recientes. Pues bien, en
el año 2007 más del 55 % de los españoles no salieron de vacaciones, es decir,
se quedaron en su residencia habitual. Y si este dato se refiere a 2007,
imagino que, desgraciadamente, en 2012 será peor, muchas más familias se
quedarán en su casa, sin salir fuera de vacaciones. Y del 45 % que sí tuvo la suerte
de salir de vacaciones, un 40 % fue de vacaciones a viviendas propias o de
familiares.
¿Y por qué hacen esto los medios de
comunicación? ¿Por qué venden que todo el mundo va de vacaciones cuando
realmente no es así? Puede ser por la presión del lobby turístico, al que ya he
hecho referencia, o bien que tengan asumido que todo el mundo va de vacaciones,
cuando realmente no es así, o que no hay noticias y algo hay que decir en estos
días estivales.
Lo que sí tengo seguro es que a muchas
familias que no pueden ir fuera de su ciudad se les hace mucho daño con este
tipo de informaciones, ven que todo el mundo viaja, que sale de vacaciones y se
creen que ellos son los más desgraciados por no poder salir, cuando en realidad
ellos son la mayoría, aunque a la prensa no le interese. Llegó el verano, y la
mayoría no va de vacaciones.

data-ad-slot=”9721876396″ style=”display: inline-block; height: 250px; width: 300px;”>