@Catalega.- Se presentaron como la nueva forma de
hacer política, la política de la gente, la política cercana, la política que
conoce los problemas de los más necesitados. Se presentaron criticando a los
partidos políticos tradicionales, criticando sus formas, sus actitudes, como si
fueran lo antagónico a casi todo lo que hacían; pero tras dos años al frente de
muchos gobierno municipales y autonómicos ha quedado claro que son un fraude,
que en gran parte no hacen lo que dicen y que, encima, tienen la cara tan dura
para no reconocerlo.

data-ad-slot=”9721876396″ style=”display: inline-block; height: 250px; width: 300px;”>

Y este mes hemos tenido varios
ejemplos en el Ayuntamiento de Madrid. Hace unos días hablaba de Sánchez Mato y
Celia Mayer, que tras su imputación están incumpliendo el Código Ético de Ahora
Madrid (Podemos), pues no han presentado su dimisión. Y hoy quiero comentar el
viaje de la Alcaldesa, Manuela Carmena, a Canadá para acudir al XII Congreso Mundial
de Metrópolis, un viaje que Carmena ha hecho en la mejor clase de ‘Air Canada’,
incumpliendo las normas que ella misma aprobó para su equipo de gobierno y
altos directivos del consistorio, que están obligados a viajar en clase turista
“como hace el resto de la gente”.
El Ayuntamiento de la mano de su
portavoz, la asaltacapillas, ha justificado el viaje en clase business de
Carmena en base a criterios médicos que lo aconsejaban por su edad. Y lo veo
muy bien, yo creo que la alcaldesa de Madrid ha de viajar en business, pues su
cargo así lo aconseja, más en un trayecto largo en el que puede dedicar tiempo
a trabajar, leer informes y documentos que no deben estar a la vista de
cualquiera. 
Pero claro, esta gente de Podemos se
ha puesto un nivel tan elevado de exigencias que luego es difícil cumplirlo,
como se está demostrando, pero que lo deben hacer, pues esas son las normas que
ellos mismos se han auto impuesto. Así las cosas a lo mejor los madrileños
deberían haber pagado un viaje en turista para su alcaldesa y la alcaldesa
haber asumido, de su propio bolsillo, la diferencia. De esta manera Carmena
habría quedado como lo que no es.

data-ad-slot=”9721876396″ style=”display: inline-block; height: 250px; width: 300px;”>