Todas las plazas de toros cuentan con una capilla por la que pasan los toreros y demás miembros de la cuadrilla antes del inicio del festejo. Un lugar de culto en el que muestran sus respetos ante la imagen, normalmene una Virgen, que preside el altar y aprovechan unos instantes para rezar y pedir al Altísimo y a la Madre de Dios antes de jugarse la vida.

Las capillas de las plazas de toros son un lugar de silencio, al que solo tienen acceso los toreros, un lugar de intimidad que les ayuda a concentrarse y centrar pensamientos.

No es raro en muchos toreros el enviar en la mañana del festejo un ramo de flores para adornar la capilla y también dejar ante la Virgen los ramos que reciben del público.

Y es que la religión católica y la fiesta de los toros van de la mano. Otro día hablaremos de los altares portátiles que acompañan a los toreros en sus viajes. ¡Y que Dios reparta suerte!

Si te gusta El Diestro y Olé puedes seguirnos en Twitter

Infórmate de las mejores noticias en El Diestro

Ofertas De Empleo De Sprinter, Tiendas De Deportes, Para Toda España

https://www.eldiestroyole.es/2017/05/30/torear-con-la-montera-puesta/