En este artículo te explicamos el origen de las mulillas en los espectáculos taurinos. Fue en 1623, con motivo de una visita del heredero al trono de Inlgaterra, Carlos Eduardo Príncipe de Gales, a España. En su honor se celebraron varios espectáculos y corridas de toros, tras anunciarse el casamiento de la Infanta María con el Príncipe de Gales, enlace que no llegó a producirse.
Al Corregidor de Madrid, Juan de Castro, se le ocurrió que al objeto de darle más vistosidad al espectáculo y evitar la retirada manual (realizada por personas denominadas ganapanes) de toros y caballos muertos y heridos se incluyeran mulillas para realizar el arrastre. Mulillas a las que se adornaron lujosamente en honor a tan ilustre invitado.

Desde esa época (hay quien dice que fue un 26 de marzo y otros un 4 de mayo de 1623, las mulillas retiran las reses tras la faena, adornadas con banderas y cascabeles.

mulillas

Si te gusta El Diestro y Olé puedes seguirnos en Twitter

Infórmate de las mejores noticias en El Diestro