Vladimir Kara-Murza de 35 años es un opositor de Putin que afirma
haber sido envenenado anteriormente en 2015 y ahora se ve en la misma
situación con los mismos síntomas, según The New York Times. Pero
Trump ha toreado esa espinosa cuestión diciendo que él no piensa
tachar a Putin como a un criminal que acaba con sus opositores
quitándolos de en medio como un Borgia cualquiera. El
pragmatismo y la honestidad de Trump de decirle la verdad al pueblo
llegan a subir los colores a los políticos oficiales que le
precedieron afirmando ante la opinión pública: “¿Es que crees
que nuestra nación es tan inocente?”. Los telespectadores de las
noticias de la Fox debieron quedarse a cuadros ante estas
declaraciones de su presidente. Aunque sea una verdad a gritos, nadie
se había atrevido a decirlo en público como no fuese en las películas
de Hollywood. Los useños deben estar dándose cuenta que habrán de acostumbrarse
a lidiar con la verdad desnuda: con una verdad que le llama al pan,
pan y a vino, vino. Y como esa sociedad, al igual que toda la
sociedad occidental, ha estado alelada por la nueva religión sin
dios que recibe el nombre de corrección política que se ha colado por los medios de comunicación, la
desprogramación que necesita la sociedad occidental para ser capaces
de asimilar a un Trump que es un completo alien donde la infestación
no ha tenido lugar será un parto doloroso. Pero o tiene lugar ese
parto o la sociedad occidental desaparecerá. Así de simple.

Trump dice que está alucinado con lo que le está pasando y no
entiende nada: es normal. Trump aplica principios lógicos y de
sentido común en un mundo que ha perdido el norte completamente. Lo
último ha sido todo un parlamento inglés bramando insensateces y
prohibiendo la entrada en su sacrosanta casa a un presidente de los
Estados Unidos. Y no le permiten pronunciar ningún discurso porque
Trump ha tomado la única decisión lógica de cualquier hombre de
Estado con redaños: no dejar entrar al enemigo en casa. Pero la
hipocresía de la clase política inglesa me hace quitarle ese título
que le di a su sistema político diciendo que se acercaban un poco a
la democracia porque al menos la sociedad civil tenían cierta
representación. Pues bien, esos hipócritas dicen que Trump no puede
entrar en su Parlamento porque Trump no deja que potenciales terroristas
entren en Estados Unidos
; cuando ellos han sido los primeros en
salirse de la CE con su BREXIT por el mismo motivo: para impedir la libre
circulación masiva y sin control de inmigrantes; pero ellos cierran el Reino Unido a cal y canto e impedirán la entrada de inmigrantes de esos países que Trump ha puesto bajo sospecha, sumado al resto de países más. Como
decía un distinguido miembro del Parlamento: “No permitimos el
racismo”. Y eso es cierto: no dejarán entrar a nadie. Vivir para
ver.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL