Fascista, facha, pepero de mierda, cuñado, subnormal, ladrón, estafador… Estas son algunas de las “lindezas” que los que criticamos a Podemos abiertamente tenemos que aguantar de sus seguidores. Pero no es porque se nos haya ocurrido la idea de insultar a Pablo Iglesias, a Monedero o a esa reina del pacifismo y del saber estar que es Irene Montero, no. Es por criticar a ese partido o por no estar de acuerdo con las decisiones que toman en los gobiernos municipales o autonómicos en los que ya tienen mando. Es decir, es por no estar de acuerdo.

Y estas críticas no van hacia un cargo público, yo no lo soy. Ni hacia una persona que viva del presupuesto de un ayuntamiento, una comunidad autónoma o el propio estado. Esas críticas y esos insultos van contra gente que simplemente no es de su palo, no somos de su palo. Los fascistas somos los que tenemos que aguantar a diario este tipo de insultos y comentarios.

Y es que da igual la edad que tengas tú o la que tengan ellos. Ellos han venido a enseñarte y a dirigir el mundo hacia la perfección porque todo lo saben. Reinterpretan tu vida a través de un tuit o de un comentario. Conocen tus intenciones y tus conocimientos, llegando a la conclusión habitual de que has sido tonto toda la vida y que tu intención es manipular para hacer daño a Podemos. Pues demasiada atención le prestan a un tonto, ¿no? Si yo voy por la calle y me encuentro con una persona que denota estar mal de la cabeza por su actitud y me dice lo que sea simplemente no le hago caso.

Con esa actitud tan habitual y cansina esta gente demuestra su intolerancia, su intransigencia, su violencia y su odio. Demuestra también lo mucho que les ofenden las verdades. Porque son las verdades las que ofenden, las mentiras, y más si son dichas por un desconocido, no ofenden a nadie. Con esa actitud esta gente demuestra que les has dado donde más les duele, pero no a ellos, que normalmente no son más que meros instrumentos. A los que les movilizan y les mandan, que son los que realmente andan detrás de estos ataques. Los que mueven a sus marionetas y nunca dan la cara.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL