Viendo la lista de los partidos políticos que se van a presentar a las elecciones del día 20 de Diciembre, y sobre todo a sus líderes y cabezas de lista, queda muy claro algo que es cada vez más evidente: el nivel de los políticos españoles es cada vez peor. Antes podrían ser más o menos ladrones, podrías estar más o menos de acuerdo con ellos, pero tanto por imagen como por su forma de expresarse y de razonar era gente mucho más preparada que la que hay ahora. Me da igual los títulos que tengan, si son doctores en economía, abogados o astronautas, el nivel que tienen está al borde de la retrasadez mental.

Pero si en España en general el nivel es malo, el nivel de los políticos de Cataluña es para darles de comer aparte. No ya sólo por corrupción o por chorizos, es que hay que ver con la apertura de la nueva legislatura catalana a quien han dado los catalanes su confianza, parecían los más tontos de toda Cataluña, es difícil que se pueda empeorar el nivel mostrado. Los componentes de Podemos y los de la CUP era como para darles un manguerazo y un desinfectante. Entiendo que cada uno pueda elegir un tipo u otro de ropa, pero estos parece que se van a poner lo más asqueroso que han encontrado por casa; y sobre todo con pintas de no haber pasado por la lavadora en meses.

Pero aparte del nivel en la imagen, que era una pena, el nivel intelectual va muy de acuerdo con sus pintas. ¿A alguien le parece normal hacerse unas selfies en todo un parlamento regional? A estos si les parece normal, primero porque en la vida se han visto en una igual y segundo porque es bastante improbable que puedan volver a repetir una vez enseñen la patita en esta legislatura, penoso de verdad.

Pero lo impresionante fue el espectáculo que dio la persona que fue elegida como presidente del Parlamento Catalán, parecía un anuncio de IKEA: “Visca la república catalana”. Que ya no es que suene ridículo por la frase en si, es que le da el “visca” a algo que, a día de hoy, ni existe ni existirá. Se le veía cachonda a Carmen forcadell, pero no cachonda de graciosa, si no cachonda de excitada, vamos que dudo que en la cama haya tenido orgasmos mejores que los que tuvo ayer. Estaba tan fuera de si que sólo le habría falta decir aquello de: “visca la madre que me parió”.

Este es el nivel que habéis elegido, queridos compatriotas catalanes, si ese nivel sólo lo sufrierais vosotros no pasaría nada, pero me temo que las continuas inyecciones económicas que os estamos haciendo el resto de españoles para vuestra subsistencia no van a parar. Si la idea es que esta gente solucione alguno de los problemas reales de Cataluña, entre ellos el económico, lo llevamos claro.