Origen imagen

Cuando uno abre las
páginas de un periódico como The New York Times espera encontrase
con un diario de prensa libre americana para los americanos, no una
filial del al Jazeera. La cobertura de la marcha de inmigrantes,
feministas y musulmanas contra Trump estaría bien en su justa
medida, pero cuando se cargan las tintas en uno de los lados de la
balanza, como mínimo se pierde objetividad. Y cuando uno se da
cuenta que parece más importante lo que opine ese grupo de mujeres y
comparsas mediáticas que las acompañan sobre la toma de posesión
del cargo de todo un presidente de los Estados Unidos de América, el
hombre que regirá los destinos de su nación y del mundo, quiere
decir que el veneno de la izquierda y en forma de progresía ha
infectado ya incluso a esa gran nación. Lo que ha movido a esas
mujeres es la manipulación que precisamente Trump quiere evitar.
Esas protestas contra Trump evidencian de forma flagrante la falta de
aceptación de las reglas democráticas contra el único país del
mundo que cumple esas reglas a rajatabla. No es baladí que las
protestas se originen desde colectivos tan dispares como las
feministas, las inmigrantes y las musulmanas, formando una curiosa
melé de oportunistas cuya causa común es la destrucción de los
valores occidentales y cuyo objetivo común es la imposición de los
suyos propios por el medio que sea. El ancho del embudo es el sello
marcado a sangre y fuego por la intolerancia de la izquierda. Para
esas manifestantes el respeto hacia la democracia es cero, aunque se
aprovechen de la libertad de expresión que les ofrece la democracia.
Pero como bien indica la historia, de triunfar en sus objetivos,
después se sacarían los ojos entre ellas; porque ya me dirán Vds.
qué tienen en común una feminista, una musulmana y una inmigrante
de no sé dónde, como no sea para hacer un chiste malo. Pero de
momento hay que protestar contra Trump, eso sí lo tienen en común.
Yo entiendo que lo progre hubiese sido que después de un presidente negro hubiera sido elegida una mujer. El tandem perfecto, aunque esa mujer hubiese continuado con la guerra fría colocando a Putin en una posición imposible y fuese la causante del fiasco de una primavera árabe, cuyo control pasó, como era previsible, a los hermanos musulmanes; y para qué seguir contando a dónde nos podría haber llevado Hillary. Y protestan contra Trump todos los progres de España en todas las
televisiones y todos los periódicos. Ahora, Franco queda un poco
olvidado por la intolerancia izquierdosa (llevan 40 años viviendo de
luchar contra Franco) y el enemigo a abatir es Trump. De algo tienen que vivir los populistas; eso lo entiendo hasta yo. Por bien que lo
haga  Trump no se preocupen, la campaña mediática será de órdago. Si Trump nos ha librado, de entrada, de una guerra nuclear, cosa que hubiese sido posible si Hillary hubiese continuado presionando a Putin, eso es toccatta minutta para la descerebrada progresía. Claro,
que apoyadas en la superioridad moral que se les supone a feministas
y musulmanas, creo que veremos tetas al aire y puede que cosas
peores en este mundo tan revoltoso. Me pregunto si las del segundo grupo también se atreverán a
hacerlo, eso de enseñar las tetas. Y si cualesquiera de ellas, sobre
todo las del segundo grupo, se atreven a salir a pecho descubierto en
una mezquita ganarán mi eterna admiración, porque valentía sí
habría que reconocerles.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

4 Comentarios

  1. Vaya opinión más imbécil, la foto corresponde a una manifestación en Berlin, en la puerta de Brandenburg, imagino que su intelecto sólo le hacae llegar a ver las imágenes y a interpretarlas de forma manipulada. En fín. Siga usted el camino de franco, será mejro par ala humanidad.

    • Le contesto por educación. Si clica el enlace del artículo, verá que he sacado la información del New York Times, así que no se trata de ninguna manifestación en Berlín. Siento despertar en Vd. tanto enfado

  2. Le respondo con toda la educación, el pié de la foto pone: A woman wore a United States flag as a hijab during a protest in front of the Brandenburg Gate in Berlin. Credit Gregor Fischer/DPA, via Agence France-Presse — Getty Images lo que en román paladino significa: Una mujer llevaba una bandera de Estados Unidos como un hijab durante una protesta frente a la Puerta de Brandenburgo en Berlín. En una mujer árabe proamericana

    • Pues lo acabo de comprobar y tiene Vd. toda la razón, caballero. Pero ese detalle para nada contradice el contenido del artículo. Evidentemente, esa mujer puede que sea proamericana. Gracias por la aclaración

Comments are closed.