Es impresionante la manipulación informativa que llevamos sufriendo en estos cuatro años de legislatura del Partido Popular. Pero lo más impresionante no es la manipulación llevada al cabo por el PP, que lo es, lo más impresionante de todo es la manipulación llevada a cabo por medios como Cuatro y La Sexta en favor de algunos políticos, sobre todo de los miembros de Podemos. Es ciertamente pelín vergonzoso que un medio informativo, por muy privado que sea, apueste tan claramente, no por una ideología, si no por un partido en particular.

Partido que hasta hace bien poco, recordemos, tenía claras opciones de gobernar este país, lo cual da aún más que pensar. ¿Qué puede esperar un grupo informativo como, en este caso, Atresmedia de un partido político como Podemos? Pues evidentemente una ayuda clara en concesiones de canales e incluso un impulso evidente a la carrera de muchos de los periodistas encargados de este ascenso y de esa evidente manipulación.

No es raro ver ya programas como “La Sexta Noche” con descarados publireportajes de la formación de Coleta Morada, que en caso de haberse dado en otro canal y beneficiando a otro partido político, es seguro que los “coletas” hubiesen puesto el grito en el cielo. Un día Carmena, al siguiente Colau, al otro Pablo Iglesias entrevistado por Monedero, el descaro de siempre de esta izquierda del “haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago”, traslado a una televisión.

Después nos encontramos con quejas sorprendentes de Pablo Iglesias diciendo que es vetado en TVE, que no lo creo, pero que si así fuera no influiría absolutamente para nada en ningún perjuicio al podemita. Yo, que estoy muy harto de que me metan la coleta hasta en la sopa no veo nunca esos programas por el bien de mi salud cerebral ya que me gusta bastante poco, o nada, que me manipulen.

Habría que ver que intercambio de cromos han podido hacer los podemitas con Fereras en esa reunión en una apartada mesa de restaurante, captada por una cámara indiscreta. ¿Como era eso Pablo? Hay que acabar con las reuniones en los reservados de los restaurantes, pero de los demás porque tú puedes hacer lo que te de la gana, que en tu cadena amiga no sólo te lo defienden, también lo aplauden.