El juez de menores cuenta su experiencia tras preguntar “a un chaval por las notas y luego por los regalos de Navidad”

Buenas, soy Emilio Calatayud. Los Reyes Magos no aciertan siempre. También se equivocan. Un par de ejemplos. Pregunto a un chaval que cuántas asignaturas ha suspendido y me dice que cinco. “Pues entonces no te habrán traído nada los Reyes magos”, le digo yo. Respuesta: “¡Qué va! Me han dejado una moto y un móvil”. Eso con cinco suspensos, ¿qué le habrían dejado si sólo hubiese sacado un suspenso: un ferrari o un viaje por El Caribe? ¿O ambas cosas? “Es que mis padres son tontos”, concluye el chico.

Lee el artículo completo en el blog de Emilio Calatayud.