La inmensa mayoría de las personas, por no decir todas, cuando dan su primer paso en la afición de la fotografía, empiezan con la lucha interna de que maquina comprar, de cuánto gastar.
Cuanto más megapixeles mejor, que si el sensor, que si la óptica, vamos un sinfín de  variables. Pero en realidad olvidan lo más importante, el fotógrafo eres tú, el ojo lo pones tú y tú eres el que haces que una imagen pueda llegar a ser una buena fotografía, pues hoy he tenido la ocurrencia de irme a la playa de La Barrosa en Chiclana de la Frontera, después de la caída del sol, osea casi de noche. Mi única herramienta era un móvil, más concretamente un Samsung Galaxy Note 4. Disparando en Blanco y Negro. Tengo un equipo Canon Semi-Profesional, pero pretendo demostrar que con cualquier cosa si sabes mirar eres capaz de extraer una fotografía de la inmensidad del paisaje.
Aquí os dejo las 7 fotografías que he realizado, ni que decir tiene que están disparadas en jpeg, porque mi telefono no tiene RAW que es el archivo con el que hay que disparar. El jpeg tiene mucha perdida de calidad al ser una imagen comprimida, lo cual es un handicap en contra, pero a pesar de todo me he enfrentado al reto. Espero os guste:

Normalmente el 90% de mi producción en los últimos 42 años es en Blanco y Negro.