Un amigo propone un sistema electoral donde se limite el Derecho al voto en función de la capacidad y el aporte a la Sociedad de cada votante, negando ese Derecho a gente de Inteligencia muy limitada, funcionarios que cobren del Estado, delincuentes o personas de conductas antisociales, evasores fiscales, corruptos, personal de los Medios de Comunicación, Banqueros y altos ejecutivos del IBEX-35, subsidiados, etc,…


Esto encaja con mi idea de dividir a la Población en dos categorías: Los “CIUDADANOS” con plenos Derechos por su positiva aportación a la Sociedad; Y los “HABITANTES” con algunos de sus Derechos limitados por no aportar a la Sociedad un mínimo, o no en función de su capacidad.
Por supuesto esta división sería una división en revisión y actualización constante, tanto en un sentido como en otro. No hablo de un sistema de Castas


ME LA PELA QUE ME LLAMEN FASCISTA LOS MISMOS QUE DEFIENDEN EL ESTATISMO


Uno de los puntos que propone mi amigo  se refiere a la Jefatura del Estado.  
Él propone refrendar la Monarquía (o no) cada 30 años.


Sociológicamente hablando (no demográficamente), se considera que una generación dura 25 años.


Cada 25 años de forma gradual, o brusca a veces, se produce un relevo generacional en política, economía, cultura, modas, tendencias, música, intereses, tecnología,……


Lo más vergonzoso que ha ocurrido en estos años, es que mientras la primera generación del S. XX destruyó España; la generación de la posguerra reconstruyó las ruinas, gastando sus energías vitales, y hasta muriendo de hambre; y la generación del desarrollo, reindustrializó a España con mucho esfuerzo sin saborear sus frutos; ENTRE LA GENERACIÓN DE LA TRANSICIÓN Y LA ACTUAL, nos hemos comido lo ahorrado por nuestros padres y hemos empeñado a las generaciones de nuestros hijos y nietos.


DEBERÍA EXISTIR UN COMPROMISO POLÍTICO ESTABLECIDO DE MEJORAMIENTO PARA EL RELEVO GENERACIONAL, CON EL QUE SE IMPIDA ENTREGAR A LA SIGUIENTE GENERACIÓN UNA NACIÓN, UNA SOCIEDAD Y UN ESTADO PEOR QUE EL QUE LA GENERACIÓN SALIENTE SE ENCONTRÓ (SALVO DESASTRES NATURALES)


Sí los políticos consideran factible los acuerdos de la Cumbre del Clima con compromisos asumidos para el 2.100, más factible será marcarse objetivos a 20-25 años.


Es una marranada que las generaciones de la Transición y la actual, dejemos a la próxima Generación una Deuda Pública de 1.4 billones, un Estado al borde del colapso, una economía subvencionada artificial y especulativa, y una Nación al borde la ruptura. 
Máxime, cuando a la muerte de Franco no se debía un duro a nadie, éramos la octava potencia industrial del Mundo, teníamos un grupo industrial y financiero públicos y rentables, la Sociedad estaba cohesionada con una extensa clase media (ahora casi extinta), y la Unidad y existencia de la Nación no se cuestionaba.


Es como para que nuestros hijos se caguen en sus padres.


Realmente aunque todos tenemos derecho a voto, la división social ya existe formulada en distintos sentidos mal planteados:


-Tenemos una división entre los que reclaman permanentemente más Derechos y los que tenemos que asumir en consecuencia más Obligaciones. 
-Entre Derechos de las mujeres y Criminalización de los Hombres. 
-Entre los que legislan a su conveniencia y encima incumplen la Ley y los que estamos sometidos y asfixiados por ella.
-Entre los que somos iguales ante la Ley y los que “son más iguales” que el resto.
-Entre empresarios del IBEX y Autónomos y pequeños empresarios. 
-Entre los que tenemos una Fe concreta y los que tienen otras Fes o no la tienen.
-Entre los que queremos avanzar desde la Tradición, la Historia y la Cultura que nos es propia y los que quieren retroceder para destruir la Tradición, reescribir la Historia y ideologizar la Cultura. 
-Entre los que trabajan en la improductiva administración del Estado y los que generamos riqueza real en el sector privado.
-Entre los que apuestan por mantener una realidad de pasado presente y futuro llamada España y los que la relativizan,  cuestionan y hasta niegan.
-EN DEFINITIVA: ENTRE LOS QUE SE HAN SUBIDO AL CARRO Y ENTRE LOS QUE TIRAMOS DE ÉL. 
Y encima que cada día son más los subidos al carro y menos los que tiramos de él, no tienen ni puta idea de hacia donde conducir el carro y a los burros nos tratan a latigazos.


Distintas divisiones ya existentes que resultan muy negativas para la Nación y la Sociedad.
Esta división entre Ciudadanos y Habitantes no puede ser más absurda que cualquiera de las que he mencionado.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL