El 5 de febrero de 2015 pronunciaba sus palabras más conocidas, Tania Sánchez decía así en una rueda de prensa: “No, punto. No vamos a entrar en Podemos. Punto”. Decía esto en una rueda de prensa en la que explicaba su nuevo proyecto político tras abandonar Izquierda Unida y con él la candidatura a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Un año después todo ha cambiado. Bueno, en realidad nunca cambió.

Porque ese 5 de febrero de 2015 anunciaba el nacimiento de un proyecto de unidad popular, llamado Convocatoria por Madrid, al estilo las candidaturas de Ganemos o las mareas, indicando que “hablaremos con todas las fuerzas que estén a favor del cambio, con todas las personas que estén dispuestas a transformar la Comunidad de Madrid en un espacio de unidad popular de la región” y añadía que intentarían llegar a un acuerdo con Podemos para confluir juntos, pero que no entrarían en Podemos (¡punto!).

Pero la hipocresía, la mentira y la manipulación que esta gente hace de las cosas dejó todo aquello en agua de borrajas, pues ha quedado claro que todo fue un movimiento para intentar dinamitar Izquierda Unida en Madrid y dar más oxígeno a la formación de Pablo Iglesias. Ya se vio en la participación de Tania Sánchez en las primarias de Podemos para la lista a las Generales por Madrid, en la que ocupó el sexto lugar y salió elegida diputada en las elecciones del 20 de diciembre. Y ya ha quedado demostrado en el anuncio de la pasada semana por el que la formación de Sánchez, Convocatoria por Madrid se integra en las filas de Podemos.

Esta es la verdadera cara de Tania Sánchez, ¡menuda prenda! Se ríe en la cara de todos, especialmente de los que luego van y la votan. Esta gente no tiene escrúpulos y se cambia de partido político según sus intereses. ¿Esta es la nueva política?

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL