La inminente llegada a la presidencia de la Junta de Andalucía de Dª Susana Díaz ha traído a la primera línea el debate sobre la formación y preparación de nuestros políticos. Hay muchos que critican el perfil, la formación, el currículum vitae de esta política, argumentando que carece de los requisitos necesarios para ostentar tan importante cargo (algo que ocurre en todos los partidos políticos); muchos son los que argumentan que un político debe contar con experiencia laboral, con formación adecuada, con capacidades contrastadas para ejercer este tipo de tareas; pero, ¿qué cualidades ha de tener un político?

Para unos bastaría con ser honrado, ¡qué menos!, y que se preocupara por los demás, aplicando el programa electoral de su formación política o lo acordado con los partidos con los que se alcanzara acuerdos de gobierno. Poco más habría que exigirle a un político. Los defensores de esta postura argumentan que un político no ha de ser un experto de los asuntos que conozca, que para eso están los funcionarios correspondientes y los asesores, que un político ha de saber rodearse de personas preparadas que le ayuden en esa tarea, que un político se ha de limitar a marcar el objetivo, el fin de determinada política y que son los funcionarios, los expertos, los que han de desarrollarlo. Por lo que consideran que casi cualquier persona puede dedicarse a la política.

Por otro lado hay quienes defienden que para dedicarse a la política se debe contar con una determinada cualificación, unos estudios universitarios, conocer idiomas y, sobre todo, haberse dedicado a una actividad laboral fuera de la política. Creen que habría que exigir al menos diez años de cotización en una actividad laboral para poder dar el salto a la política. Buscando así que los políticos demuestren una experiencia previa y, sobre todo, que no dependen de la política para subsistir.

Yo sinceramente no tengo una opinión definida, tengo dudas. Por un lado considero que cualquier persona, tenga la formación que tenga, debería tener derecho a dedicarse a la política, pues lo importante es la honradez, la dedicación y el altruismo; pero por otro lado, creo que los políticos deberían estar preparados, formados y contar con una experiencia al margen de la política, pues igual que se exige unas características para dirigir una empresa debería ser así para dirigir una administración pública.

¿Cuál es vuestra opinión? ¿Qué exigís a los políticos?

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL