Hay una persona que desde el sábado está acaparando admiración y agradecimientos. Se trata del redactor del canal de televisión Intereconomía Cake Minuesa, que dirige el programa “Daños Colaterales” y que acudió a la lectura del comunicado que leyeron los presos etarras puestos en libertad en cumplimiento de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos sobre la conocida como “Doctrina Parot”.

Y es que el periodista al finalizar la lectura del comunicado, y ante la imposibilidad de hacer preguntas a los etarras, se dirigió a estos preguntándoles si no tenían nada más que decir, si no pedían perdón. Os dejo el vídeo en el que increpaba a los etarras, merece la pena verlo si todavía no habéis tenido la ocasión.

Además ayer domingo tuve la oportunidad de escuchar al periodista de Intereconomía en el programa ‘Sin Complejos’, en una entrevista que le hizo el gran Luís del Pino y en la que Cake Minuesa explicó sus sensaciones y lo ocurrido en el antiguo matadero de Durango. Dijo que sintió miedo, sobre todo, cuando salió del antiguo matadero y se encontró cara a cara con familiares y amigos de los asesinos a quienes había preguntado por las víctimas minutos antes. “Éstos no sólo te miran, también te dicen cosas”, apuntó. También añadió que su intención era la de intentar arrancar “la verdad de esta gente, cómo se sienten después de pasar por la cárcel, saber si querían pedir perdón a las víctimas”. Confiesa que esperaba “un gesto de dignidad, suyo, de ellos, que pidieran perdón a las víctimas”, pero no lo hicieron.

La verdad es que el periodista Cake Minuesa nos ha hecho un gran regalo de Reyes a muchos de nosotros, nos ha enseñado lo que es la valentía y decir las verdades a la cara. Por eso Desde el Caballo de las Tendillas le queremos dar las gracias, porque gracias a su actitud nos ha devuelto algo de la dignidad perdida.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL