Ayer la Presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, anunciaba que no optará a la secretaría general del Partido Socialista Obrero “Español”. Una pena, porque me habría encantado contemplar las valoraciones de unos y otros si hubiera sido elegida “lideresa” de ‘la PSOE’, manteniéndose al frente de la Junta de Andalucía, algo parecido a lo que hace María Dolores de Cospedal en el Partido Popular. Unos, los socialistas, defenderían la nueva situación de Doña Susana, cuando han puesto a caer de un burro a la Secretaria General del PP; y los otros, los populares, atacarían la actitud de la socialista cuando siempre han defendido a la Sra. de Cospedal. Cosas de la política.

Y ayer me hizo mucha gracia escuchar a Susana Díaz en su entrevista en la Cadena Ser, estuvo en plan facultativo, que si el PSOE andaluz es la columna vertebral del socialismo español, que si el PSOE es el partido vertebrador de España… (se olvida Dª Susana que el PSOE en Cataluña no existe…).

El caso es que, según parece, Eduardo Madina, también conocido como Bambi II, no ha consentido dar un paso atrás y dejar vía libre a la líder del PSOE andaluz, y pese a las presiones que el diputado vasco dicen que ha recibido, este va a presentar su candidatura a Secretario General del PSOE, por lo que la Sra. Díaz no ha querido aventurarse, argumentando que su objetivo, su forma de contribuir a la política española, es dar estabilidad política a la comunidad andaluza y que se queda en Andalucía para cumplir con su palabra. Habrá que creerla, o no. Y otro que dicen va a presentar su candidatura es el diputado Pedro Sánchez (¡no conocemos a nuestros políticos!), otro al que podríamos calificar como Bambi III, aunque está mucho más preparado, según parece.

Así las cosas, Susana Díaz se quedará en Andalucía, yo creo que esperando que el que sea elegido se estrelle, (porque el PSOE va de mal en peor), que escampe un poco y que sea llamada como la salvadora del socialismo español. O eso se creerá ella.

Leer artículo original en DECDLT