Al final se ha confirmado algo que muchos hacía tiempo que venían denunciando, el ‘Molt Honorable’ ex Presidente de la Generalidad de Cataluña, Jordi Pujol, reconocía en un comunicado que durante más de treinta años ha mantenido cuentas, sin declarar, en el extranjero.

Esta declaración ha tenido un gran eco mediático y político, levantando además una gran polvareda en la política catalana, de hecho se podría decir que parte de los pilares del nacionalismo catalán se están viendo muy afectados por este reconocimiento de Pujol y por las investigaciones que se están llevando a cabo sobre su familia.

Y es que gran parte de la clase política catalana está bajo sospecha, algo que tampoco debería de extrañar a nadie, pues desgraciadamente es muy habitual en nuestro País, ¿os acordáis de aquello de su problema es el 3 por ciento?, pues eso, que da la sensación de que la corrupción está institucionalizada en Cataluña.

Y todo lo que estamos conociendo estos día no hace más que corroborar esta sensación, y lo peor es que parece que se trata de una tradición familiar, y me explico, el padre de Jordi Pujol ya estuvo condenado por tráfico de divisas, luego tenemos al propio Pujol y a sus hijos; pero es que también tenemos al actual ‘President’, Artur Mas, cuyo padre también le dejó dinero en el extranjero, y de los que no tenemos ni idea, todavía.

Y luego tenemos a los que incluso llegan a justificar estos hechos, argumentando que todo es un montaje del CNI, que es un tema personal en el que no hay que entrar (cuando antes era un ataque contra Cataluña), o como le he escuchado a un dirigente de ERC, que todo esto es culpa de la democracia española, dando a entender que en una Cataluña independiente la corrupción no existiría.

El caso es que se está demostrando que las cosas no son lo que parecen, y que muchos nacionalistas catalanes se han dedicado a llenarse el bolsillo en nombre, precisamente, de ese nacionalismo. Espero que mucha gente que los ha seguido de buena fe abra los ojos y se dé cuenta que solo hablan de nacionalismo para llenarse el bolsillo.

Leer aquí el artículo original.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL