No hay cosa más peligrosa que el fuego amigo, tanto si nos referimos a la guerra o si nos movemos en el ámbito de la política. Y eso es lo que ha hecho el vicesecretario de coordinación política del Partido Popular andaluz, un tal Toni Martín Iglesias, a sus compañeros del PP de Cataluña, atacarles con fuego amigo. Porque imagino que no les habrá sentado muy bien sus palabras. Sí, me refiero al que se ha autodefinido como gilipollas tras visitar Cataluña y no encontrar lo que esperaba…

¿Y qué buscaba este señor?, pues al catalán al que le hablas en español y te contesta en catalán y al que, pese a insistirle y decirle que no entiendes ese idioma, sigue con la lengua de Salvador Espriu… Y es que señor Martín, ese tipo de persona es difícil encontrar en Cataluña, más cuando uno va de turista, se está dejando allí los cuartos y se mueve en el ámbito de la hostelería.

Por eso digo que se podría haber ahorrado el viaje si ese era el objetivo del mismo, haber descolgado el teléfono y haberle preguntado a algún compañero del Partido en Cataluña. Y seguro que le habría contado la realidad de la Cataluña oficial, porque la Cataluña de la gente, la de la calle, es diferente y allí no existen problemas, en general. Porque el problema de Cataluña es la anulación del español en la administración, entre otras cosas.

Porque Sr. Martín si usted, que tan prendado se ha quedado de esa maravillosa tierra, decidiera hacer su vida allí y abriera un negocio le obligarían a usar el catalán en los rótulos e incluirían su comercio en una aplicación móvil en la que valorarían su nivel de catalán y si no lo usara boicotearían su establecimiento. Y si tuviera que matricular a sus hijos en un colegio de Cataluña le dirían que los impresos y toda la información y normas del centro se facilita exclusivamente en catalán y cuando fuera a su médico le hablarían en catalán, aplicando los protocolos establecidos y llegando a comunicarse con usted por medio de señas antes que usar el español. Por no seguir con más ejemplos.

Y si en estas vacaciones hubiera tenido la desgracia que tener que acudir a urgencias en un centro sanitario público el informe se lo habrían redactado en catalán; y a ver como se las apañaba luego su médico en Andalucía para entenderlo.

Por eso le digo Sr. Martín, que debería haber preguntado a sus colegas del PP catalán, a los que sufren el día a día, a los que conocen la Cataluña real, porque usted ha ido de turista, a ver la Cataluña bonita, que lo es y mucho.

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

2 Comentarios

  1. ¿Mejor preguntar que "ir en persona"? jajaja ¡cómo duele que una buena persona exprese sinceramente lo que encontró en Catalunya.

    A una amiga mía, cántabra, le pasó lo mismo un verano que vino a Reus. Ella y su familia estuvieron en Port-Aventura (claro, allí es lógico que les tratasen bien) pero un dia, cogieron el coche y decidieron, por su cuenta, visitar Reus, pasear por sus calles, ir a sus tiendas, entrar en una cafetería, preguntar por un monumento… y les pasó igual que a ese buen hombre del PP andaluz al que ustedes desprecian por haber contado su experiencia. Ella sigue esperando al maleducado que, pese a saber que viene de Torrelavega, le insista en hablar catalán (más que maleducado sería bastante tontito, pero bueno…), sigue esperando miradas de desprecio y superioridad y sigue sorprendida por la absoluta normalidad que encontró en todas partes.

    No, no pregunten a los diputados del PP catalán… estos cuentan lo que les da la gana para favorecer sus intereses… Sencillamente, VENGAN Y VEAN 🙂

    • Sra. Assumpta, soy catalán y conozco muy bien lo que allí se vive. En este artículo hablo de la Cataluña oficial, la que margina al español. Eso es una realidad que este señor no vivió.

Comments are closed.