Cada vez lo tengo más claro, en la mente de alguien ha surgido una idea. Por el motivo que sea, por la razón que sea, en esa cabeza ha entrado la idea de cargarse España, es más que evidente. Y para ellos necesita, ha necesitado una colaboración muy necesaria, la colaboración de sus empleados, la colaboración de, por lo menos los dos últimos gobiernos de España, tanto el de Zapatero como el de Rajoy.

Me dirán que estoy chiflado, que no me tengo demasiado apretado algún tornillo, que digan lo que quieran, la actuación de estos dos elementos, la actuación de estos dos últimos presidentes de gobierno no es que sea normal, es que es evidentemente anormal. Se pueden hacer las cosas mal, te puedes equivocar una vez, pero hacer todas las cosas mal solo demuestran una evidencia, la evidencia de estar haciéndose mal a propósito.

Analicemos, el asunto económico no hay por donde cogerlo. El asunto político con una corrupción descomunal da asco, no es normal tanta corrupción. El asunto de ETA, los nacionalismos todos desatados a la vez, el aborto, la moral, la ética, todo. Ahora mismo no hay por donde coger a este país, está para darle la vuelta como un calcetín.

Pero ese que se quiere cargar España, esa mente, mentes pensantes que quieren hacerlo tienen un problema. Su problema son los españoles que sentimos de verdad nuestro país. Los españoles a los que todavía no nos ha lavado el cerebro y nos seguimos dando cuenta que esta es nuestra casa y que nuestros antepasados han luchado mucho por esto. No podemos permitir que lo que tanto ha costado construir ahora llegue una gentuza y nos lo destroce. Aunque para ello utilice a los propios gobiernos.

Esta es nuestra patria y no vamos a permitir que nos la destroce nadie, esta es nuestra tierra y no vamos a permitir que nadie nos eche de ella. ¿Has entendido Mariano? ¿Has entendido Jose Luis? ¿Has entendido Pedro? ¿Has entendido Pablo? Pues eso, ahora se lo contáis a vuestros jefes, nosotros somos más.
¡Viva España!
¡Viva mi tierra!