Estoy seguro que a mucha gente le habrá pasado como a mi. Pudiendo entender los motivos, en momentos determinados, para que aparezcan ciertas caras por televisión, no puedo entender el supuesto motivo informativo para que aparezcan siempre. Pueden surgir ciertas noticias por las que sea necesaria la aparición de miembros de cualquier partido en un momento dado, ¿pero siempre?

Todos tenemos en nuestras cabezas los personajes a los que me refiero: Pablo Iglesias, Alberto Garzón, Juan Carlos Monedero, Tania Sánchez y, últimamente, Pedro Sánchez. ¿Realmente han generado estos personajes tantas noticias importantes en los últimos tiempos como para que aparezcan así en televisión? Si, alguna si, pero no de manera continua y, normalmente, noticias absolutamente artificiales y con poco sentido. Son tan artificiosas que, en mi opinión, son absolutamente pactadas tantos por esos personajes como por las televisiones.

Los unos obtienen el medio perfecto para aparecer enviando mensajes continuos, obtienen su cuota de pantalla, casi diaria, para captar adeptos. Y a las televisiones les viene muy bien para continuar en su batalla contra el gobierno actual. Pero no porque estén más o menos de acuerdo con el gobierno, simplemente para que el gobierno les ayude en sus frentes abiertos en los juzgados. Después de los últimos cierres de canales ordenados por el Tribunal Supremo, las televisiones se enfrentan a un posible cierre de más canales. Están en pleno toma y daca con el gobierno, principalmente Mediaset y A3Media. Como todo en la vida, y en este caso también, las cosas son mucho más simples de lo que parecen.

Yo hace mucho tiempo que estos programas de debate político de las televisiones dejé de verlos. Es un “Sálvame” político, o un simple televenta. Es más, últimamente he dejado de ver incluso los telediarios e informativos, cada vez me interesan menos y los veo más manipulados. Prefiero informarme a través de los miles de medios que hay para hacerlo a través de internet. Prefiero ver los interminables spots publicitarios a esos programas, por lo menos con los spots se que lo que intentan es venderme algo. Con sus programas lo que pretenden es peor, lo que pretenden es utilizarme.