Me resulta muy curioso ver las distintas varas de medir que se aplican en España, me resulta curioso e indignante a la vez. Hace unos días fue detenido el llamado “pederasta de Ciudad Lineal”, este sujeto se había convertido en una auténtica pesadilla para los padres de niños que habitan esa zona de Madrid. Las pesquisas de la policía definitivamente dieron sus frutos y por fin se consiguió detener a este sujeto. La forma de actuar de este sinvergüenza y sus víctimas potenciales era lo que más atemorizaba. Las niñas eran secuestradas durante un tiempo, forzadas sexualmente y, lo más grave, es que además eran niñas todavía muy pequeñas. Tenían sus padres un temor lógico a este sujeto.

No voy a entrar a hablar sobre los detalles escabrosos que han salido a la luz sobre el trato dado a las niñas, cualquiera puede leerlos y es como para poner los pelos de punta. Esto pasa con niñas que no conocemos y nos indigna, sólo imaginar que alguna pudiera ser nuestra hija pone los pelos de punta.

Ha habido un debate, como siempre, tras su detención sobre la idoneidad, o no, de haber publicado fotos de este reptil hasta certificar su culpabilidad. Por supuesto yo creo en la presunción de inocencia de cualquier persona, de cualquiera, excepto en la de un pederasta que ya posee antecedentes penales por abusos hacia una niña de ¡seis años! Está médicamente probado y comprobado la imposibilidad de reinsertar a un sujeto así, y más en este caso en el que los médicos, una vez más, habían aconsejado la no excarcelación por sus altas probabilidades de reincidir. Una persona así, por llamarlo de alguna forma, no tiene derecho a la privacidad, todos debemos saber sus antecedentes, sobre todo sus vecinos. Resultaba triste escuchar a la casera donde residía y ver como sufría pensando que sus nietas habían estado cerca de un sujeto así.

En un país como el que vivimos, en el que la privacidad de todos brilla ya por su ausencia, sobre todo la privacidad económica, hablar de privacidad para personajes de este tipo roza lo absurdo. Resulta que si tu vas a hacer cualquier gestión por ridícula que sea, por ejemplo contratar un teléfono, todo el mundo sabe tus obras y milagros. Si has tenido una deuda con la luz, con el gas, con otra compañía de teléfonos, etc… Pero este tipo, que ha violado a una niña, nadie sabemos nada de él. ¿No es absurdo todo esto? Yo exijo saber si gentuza de este tipo vive cerca de mi.