Inauguramos con este artículo nuestra nueva sección: #DecíamosAyer. En esta nueva sección vamos a tratar de recordar hechos sucedidos en el tiempo más cercano y que debido a nuestra falta de memoria y a los escándalos continuos, olvidamos rápidamente. Con esta sección tratamos de recuperar nuestra memoria histórica para intentar evitar los errores que cometen los pueblos sin memoria y para que nos demos cuenta que en la política española, normalmente, el olvido sirve para archivar escándalos y que nadie responda por sus responsabilidades.  


La inutilidad de los dirigentes políticos españoles es un hecho que, prácticamente, no tiene debate alguno. Son, en general, inútiles, vividores y de una vagancia que a veces llega a unos extremos casi enfermizos. Los gigantescos escándalos de unos provocan que, a veces, pasen más desapercibidos los de otros. Pero a mi hay un caso que de siempre me ha llamado mucho la atención, el caso de Canarias. Lo de “islas afortunadas” no es una simple frase, para cualquiera que haya visitado en alguna ocasión Canarias es un hecho fácilmente constatable, me encantan las Islas Canarias y una de las ilusiones de mi vida sería poder vivir allí.

Tienen la fortuna del clima suave todo el año y un negocio, como el turismo, que en su caso no es estacional es prácticamente continuo. Ser presidente de aquella región tendría que ser lo más fácil del mundo hasta para el más tonto, pero no para Paulino. Aquello de que la cara es el espejo del alma es un hecho y Paulino tiene cara de lo que es, un inútil y un vago. En una región cuya tasa de paro ronda el 33% hay posibilidades de encontrar una gran cantidad de petróleo. ¿Y que hacen los dirigentes políticos de aquella región? Negarse a ello, ¿cómo no? ¡Si son ricos!

Se oponen a las prospecciones petrolíferas, esto lo vas contando por ahí y hasta los marcianos alucinarían. Dicen que esas prospecciones perjudicarían al ecosistema y, sobre todo, al turismo. Aparte que yo no me creo tales afirmaciones es evidente que el turismo es el auténtico motor de Canarias, pero es más evidente, Paulino, que ese motor es insuficiente. ¿Por qué si no tendrías entonces un 33% de paro, pedazo de inútil? El gobierno central, como no podía ser de otra forma, acaba de dar el visto bueno a esas prospecciones y Paulino ha puesto el grito en el cielo. Ha amenazado incluso con romper las relaciones institucionales entre el gobierno canario y el central. Venga sigue Paulino, más tonterías.

Quizás sea que Paulino todavía no ha recibido ninguna comisión para que el tema comenzara a interesarle, si comisiones Paulino, esa palabreja también os persigue a vosotros. Que pena que esa gente tan maravillosa y educada que vive en esa región de ensueño tenga que estar gobernada por semejante inútil.