Iker cuenta una aterradora vivencia reciente sobre lo que significa ser Preso del Sistema y el poder de lo políticamente correcto. No apto para mentes biempensantes.

Publicado el 12 nov. 2016