Erase una vez, un país llamado España. Fue secuestrado hace unos 38 años, por  la tomadura de pelo del ’78, pero al contrario que cualquier secuestro convencional en este se están cobrando el rescate desde el primer día. La ciudadanía dueña del país parece estar aletargada, mientras la banda de secuestradores sigue aumentando en número.
Según fuentes policiales, esta ya va cerca del medio millón, aunque compuesta por distintas facciones, todas tienen el mismo objetivo, hoy cobro yo y mañana, si queda algo, lo harás tú.
Aún no se sabe cuando terminará todo esto, aunque está claro que todo depende de que se produzca el despertar de la ciudadanía. El poder está en sus manos.
p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 16.0px Helvetica; -webkit-text-stroke: #000000}
span.s1 {font-kerning: none}

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL