Los tiempos cambian y todos nos hemos de adaptar a nuevas exigencias y necesidades, renovarse o morir como diría el clásico. Y los partidos políticos no han de quedar al margen de estas situaciones, pues estas organizaciones, por su gran importancia para nuestra sociedad han de estar cerca de esta y atender a sus necesidades. Y eso es lo que le está sucediendo, desde hace un tiempo, al Partido Popular.


Son muchas las veces que desde estas mismas páginas hemos pedido cambios en el primer partido político de nuestro País, pues consideramos que es la sociedad la que los demanda, la que pide a voces que el Partido Popular se adapte a los nuevos tiempos.
¿Y qué nuevos tiempos son esos?
Pues es muy sencillo. Y los dirigentes del PP lo saben. Para empezar se debe iniciar un proceso de transparencia, transparencia en las decisiones y actuaciones del Partido; los afiliados han de ser la piedra angular de la organización, los que marquen su dirección, los que decidan sobre las cuestiones programáticas más importantes y sobre los candidatos, pues el candidato a la presidencia del gobierno, de las comunidades autónomas o alcaldías deberían ser elegidos en primarias, directamente por los afiliados. En la actualidad el Partido Popular funciona de arriba hacia abajo y algunas cuestiones deberían ser decididas de abajo hacia arriba, dando voz y voto a los afiliados.
Solo así, dando voz y capacidad de decisión a los afiliados,  haciéndoles partícipes del día a día del partido, se aproximará el PP a la sociedad y muchos ciudadanos lo verán como una organización conocedora y cercana a los problemas reales de la gente.
No hemos de olvidar que el Partido Popular es de sus afiliados, y que son ellos los que deben decidir, como hemos dicho, el rumbo que ha de adoptar la organización y elegir a sus candidatos. No hay tiempo que perder.
COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL