Si a uno le dicen que hay
una ciudad en España que cuenta la mayoría de sus servicios públicos
externalizados probablemente pensaría que esa ciudad está gobernada por el
Partido Popular, que son los que todo lo privatizan y externalizan…

Pero no, se trata de
Parla, una ciudad madrileña gobernada por el Partido Socialista en la se cuenta
con muchos servicios externalizados, es decir, gestionados por empresas
privadas, entre otros el servicio de tranvía, los polideportivos municipales,
la recogida de basura y limpieza viaria, el mantenimiento de fuentes, y también
las prestaciones municipales de teleasistencia, la atención a mujeres de malos
tratos, las escuelas municipales, el punto de encuentro familiar y también la
gestión de multas de tráfico.
Y sobre este último
servicio, que se puso en marcha hace un año, ha surgido la polémica, pues la
empresa concesionaria de la gestión de las multas de tráfico en la localidad de
Parla, que se hace cargo de la notificación, la tramitación y la recaudación de
las infracciones y también de la puesta en marcha de nuevos radares y de
sistemas de detección de infracciones circulatorias, en mes y medio (entre
octubre y noviembre del pasado año) ha recaudado dos millones de euros en
infracciones, cuando en todo el año del 2013 el ayuntamiento recaudó 400 mil
euros, tramitando una media de 225 multas diarias, aunque en algunos días se
superaran las 400 sanciones. Y eso que en Parla gobierna la izquierda…
Porque no quiero ni
pensar qué habría pasado si en Parla gobernara el Partido Popular. En ese caso
la noticia sería portada en muchos medios y más de un programa de televisión
trataría el tema en sus tertulias, con el manido “la derecha lo privatiza todo”.
Pero no, esto lo están haciendo los socialistas, por eso muchos callan…
COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL