Michael Hedges (31 de diciembre de 1953 – 2 de diciembre de 1997) fue un guitarrista acústico instrumental, su estilo musical navega entre el new age y el experimental. Nació en Sacramento, California.Estudió composición en el Peabody Institute de Baltimore.

Supo fusionar perfectamente el estilo clásico con otras técnicas para guitarra acústica. Su talento fue descubierto,recien empezado los 80 por William  Ackerman, quien le escuchó tocar en un café de Palo Alto, y lo ficho para la Windall Hill.

Murió con solo 43 años de un accidente de coche, cuando volvía de visitar a su novia. A pesar de su juventud nos lego una rica discografía, donde demuestra ser un auténtico genio a la guitarra.
Discografia:
  • Breakfast In The Field (1981)
  • Aerial Boundaries (1984)
  • Watching My Life Go By (1986)
  • Live On The Double Planet (1987)
  • Taproot (1990)
  • The Road To Return (1994)
  • Oracle (1996)
  • Torched (1999 – póstumo)
Ahora pasemos a estudiarla más a fondo.

Año 1981, se publica su primer álbum Breakfast In The Field.

Breakfast in the Field introdujo al virtuoso guitarrista Michael Hedges en la New Age y la comunidad de música instrumental de una manera impresionante. Después de que el fundador de Windham Hill, Will Ackerman, descubriera al músico apasionado pero etéreo, inmediatamente contrató a Hedges para un contrato de grabación y se unió a él como productor para este debut en 1981. Los críticos musicales se quedaron inmediatamente impresionados por la increíble técnica y expresiva musicalidad. 

Las habilidades de composición de Hedges solo hubieran sido suficientes para hipnotizar a músicos y audiófilos, pero sus habilidades de improvisación añadidas pusieron esta grabación en la cima tanto técnica como artísticamente.
Disco completo:
                   

En el año 1984 sale al mercado, la que se considera su obra maestra Aerial Boundaries.

Este, como ya comentamos anteriormente, es el mejor álbum de Michael Hedges, el hombre que es responsable de la mayor revolución en la guitarra acústica desde Leo Kottke. Hay momentos en Aerial Boundaries donde parece literalmente imposible que tanta música esté viniendo de un hombre y su guitarra. Atacando su instrumento, tirando cuerdas, golpeando en el fingerboard con su mano derecha, Hedges juega la música supremamente hermosa con la técnica de un loco trastornado.  Las canciones en los límites son hermosas y obsesionantes y es este énfasis en la composición sobre la técnica lo que hace de esta grabación algo tan importante. Aerial Boundaries es simplemente uno de los mejores álbumes de guitarra acústica jamás realizados, y merece un lugar en la biblioteca de todos los aficionados a la música.

Pincha en el enlace: Aerial Boundaries