Hoy hablamos del álbum Wild is the Wind (1966) de la gran Nina Simone.

Nina Simone
Nina podía cantar blues como Billie o jazz como Ella. El hecho de que, estilísticamente hablando, no fuera tan consistente como ninguna de ellas dos fue un gran obstaculo en su carrera que hizo que muchos críticos la subestimasen.  Pero a mediados de los ’60 se había demostrado  a sí misma que podía sentirse igual de cómoda en los mundos del jazz. Broadway , el gospel, el pop y el folk, y era capaz de crear una música satisfactoria, a la par que desconcertante, allí donde iba.
El mejor ejemplo  es Wild is the Wind, un álbum con una asombrosa variedad. Los once temas te hacen viajar por distintos estilos y emociones. Nina está exultante en el primer tema, que hace del melancólico siguiente tema, su voz resulte aún más devastadora. La artista mejora su interpretación cuando se preocupa principalmente en satisfacerse a sí misma. Destaca el tema titular del álbum, que constituye una canción de amor que está entre lo mejor de su repertorio.

Disco completo:

              

COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL