Fotografía: flickr.com
Los medios nos presentan los árboles cada día, pero ninguno se atreve a presentarnos el bosque. Y el bosque que vislumbro viendo los árboles me presenta un panorama aterrador.El primer árbol: después de un tiempo de bonanza aparece una terrorífica crisis que deja a los españoles sin trabajo, con todos sus miembros en paro, y en la miseria. Lo bancos cierran el grifo y las empresas, que dependían del crédito para funcionar, caen en un imparable efecto dominó. A esto, los sindicatos afilaron sus colmillos y sacaron tajada. Vamos, que en ese momento hicieron su agosto. Fue una época de barricadas y de mariscadas. Desde luego, el primer árbol fue fuerte, fornido y espeso. No habría temporal que lo tumbase.

Segundo árbol: para mí está claro que nuestra crisis no era una sola crisis: era la crisis global sumada a la crisis que nos montó el presidente Zapatero. Gracias Sr. Zapatero. Pero los desleales medios de comunicación lo presentaron todo dentro del mismo paquete, del global. Esto, nos decían, está pasado en todas partes…

Tercer árbol: después nos dicen a los españoles que la culpa de todo es nuestra, que hemos gastado por encima de nuestras posibilidades. A agachar las orejas y callar.

Cuarto árbol: el pueblo tragó mansamente y siguió creyendo que estaba en democracia. A lo máximo que llegaban era a protestar con aquello de que “todos son iguales”, “son unos ladrones” y bla, bla, bla y otras lindezas que les dedicaban a los políticos.

Quinto árbol: ahí estaban las familias y las pensiones de los abuelos, que hicieron de colchón. Otros colectivos no españoles no tuvieron problemas. Siguieron recibiendo todas las ayudas sociales. Para los españoles estaban las familias para ejercer esas ayudas. Ahí estaban las izquierdas y las ONG con su corrección política para rescatar a cualquiera, menos al vecino si era español.

Sexto árbol: los ahorros de los abuelos han sido robados por los bancos con primas de riesgo y otros productos financieros que este sistema cleptocrático nos tenía preparados. Los abuelos no se dan cuenta hasta que por la crisis necesitan sacar sus ahorros de toda una vida de trabajo para ayudar a los hijos, nietos, etc. Se premia a los banqueros con suculentas jubilaciones,

Séptimo árbol: montan un sistema, que hace que los españoles se queden sin techo y miles de pisos quedan vacíos y los españoles se van a la puta calle o son recogidos por familiares. Las ayudas siguen siendo para no españoles.

Octavo árbol: aparece una izquierda salvaje antidesahució. Los escraches están a la orden del día. La agresividad, El horror del desahucio y de las víctimas del mismo. Empiezan las organizadísimas sentadas y acampadas en Sol, la promoción de los medios, los perroflautas con ordenadores, móviles y tablets de última generación. Y esto se convierte en Podemos.

Noveno árbol: con el auge del populismo y la mentira gracias a impulsar a un siniestro personaje que en todos los medios. Su único objetivo es ganar la guerra civil que, según dice, perdieron sus abuelos porque ellos no habían nacido y obtener dinero y poder. A la chusma se le dice lo que quiere oir y te vota.

Décimo árbol: nos monta la Hillary y el Obama unas primaveras árabes que fracasan, se monta la de Dios en Irán. Aparecen los terroristas islámicos, guerras, y una migraciones masivas a Europa de musulmanes. Gracias también, Sra. Merkel

Undécimo árbol: hay que acoger a todos los refugiados. En España sobran pisos vacíos ¿Qué mejor uso que dárselos a los musulmanes? Aquí es básico el papel de Podemos, que aparece en el momento adecuado. Ni antes ni después.

Duodécimo árbol: los musulmanes no van a estar sin luz. Podemos se saca de la manga ponerle apellidos a la riqueza y surge el término, recogido por todos los medios de pobreza energética ¿A quienes les vamos a tener que pagar la luz todos los españolitos de a pie? Piensen… Piensen…

¿Quiénes se volverán a llevar todas nuestras ayudas sociales? Piensen… Piensen… Dicen que familias en situación de pobreza, se les olvida decir que como un español tenga un primo lejano en Laponia,  que le ayude el lapón.

Así que si saltamos, como monos de árbol en árbol tenemos lo siguiente: crisis – familias en paro – desahucios- pisos vacíos – migración masiva – todo pagado por los españolitos … Saquen Vds. sus conclusiones. Estos son hechos. Que nadie sea tan imbécil como para llamarme racista por exponer hechos. No lo digo yo, Lo dicen los periódicos.

Y me dejo tantos árboles por plantar… O los dioses se han propuesto acabar con los europeos blancos o algún hijo de puta lo ha planeado.
COLABORA CON NOSOTROS CON PAYPAL

1 Comentario

Comments are closed.