Se reconoce rico y añade que hay ricos que son buena gente, vamos que él se considera buena gente (y rico), tendrá que decirnos qué significado le da a esa expresión. Hablo de José Miguel Monzón Navarro, El Gran Wyoming. Humorista español de izquierdas que, pese a sus ideas, no dudó en adoptar el nombre de un estado norte americano como nombre artístico, estado que cuenta entre sus ciudades más importantes a Casper, a lo mejor es por eso…
El caso es que en una entrevista publicada en El Confidencial, reconocía que es dueño de 19 inmuebles en Madrid, pero que “hay ricos que son buena gente”. Ahí su error, porque con esa afirmación da a entender que los ricos, por norma general, son mala gente. Algo que para su forma de pensar y entender la vida parece que tiene sentido, porque para un sector de la izquierda de este País los ricos, al igual que los empresarios son negativos para la sociedad. Aunque también hay otra interpretación, que no sé si es peor y que me apuntaba mi amigo Alberto, que él tiene la capacidad para decidir quién es bueno o malo, ¿cómo la Iglesia a quien tanto critica?
Posteriormente, en la misma entrevista decía que él tiene libertad para invertir su dinero donde quiera, que para eso ha trabajado mucho, concretamente decía que “yo con mi dinero hago lo que me da la gana”; algo con lo que yo estoy totalmente de acuerdo, cada uno debería poder hacer con su dinero lo que le venga en gana (siempre que no sea delictivo), aunque no sé lo que opinarán de esto mismo sus amigos de Podemos, a los que él ve como una forma de ‘democracia directa’ y un ejemplo a seguir. Pues nada Sr. Monzón, aplíquese el cuento con su patrimonio inmobiliario y su dinero, y tenga en cuenta que si algún día gobierna Podemos no podrá hacer con su dinero lo que le venga en gana, puesto que eso lo decidirá y se lo impondrá Iglesias y sus amigos, aunque claro, siendo usted amigo de estos de Pablemos a lo mejor le dejan seguir siendo rico, que para eso es de su casta, al estilo Willy Toledo en Cuba. Y mientras tanto le propongo una cosa, pase a llamarse ‘El Gran Wyoming Rico’, para que quede clarito.